0
Noticias

Cómo tostar piñones

escrito por junio 12, 2022No Comments
Cómo tostar piñones

Hay quienes prefieren comer los piñones crudos, pero cuando se tuestan con un poco de aceite de girasol, adquieren un tono más oscuro y crujiente. ¿Quieres saber cómo tostar piñones para que conserven todo su aroma y sabor? Entonces debes seguir leyendo este post para conocer los pasos que debes seguir para saber cómo tostar piñones con cáscara o pelados y disfrutar de este delicioso manjar.

Cómo tostar piñones con cáscara en sartén

  1. Lava cuidadosamente los piñones con cáscara para evitar que tengan algún resto de resina si provienen directamente del pinar. Si los adquieres en nuestra tienda, puedes saltar al siguiente punto.
  2. Para que queden crujientes en el exterior pero blanditos en interior, debes cocer en agua hirviendo los piñones con cáscara al menos 1 hora. El agua debe cubrir siempre los piñones e incluso puedes agregar hierbas aromáticas o frutas para darles un toque de sabor diferente.
  3. Coge una sartén limpia y seca y echa una gotita de aceite de girasol.
  4. Vierte los piñones con cáscara en la sartén, evitando de tal forma que todos estén en contacto con la base de la sartén.
  5. Fríe a fuego lento y remueve constantemente con una cuchara de manera para evitar que se quemen.
  6. Cuando estén templados, quita la cáscara a los piñones y a disfrutar, no podrás evitar pelar y comer alguno que otro.

Cómo tostar piñones con cáscara en el horno

  1. El proceso de lavado es el mismo que hemos descrito anteriormente.
  2. Sobre una bandeja con papel de horno, esparce bien los piñones con cáscara.
  3. Precalienta el horno a 190 °C.
  4. Tuesta los piñones durante 5 minutos.
  5. Pasado este tiempo, remueve con una cuchara para que se puedan tostar de manera homogénea.
  6. En función de su tamaño, puede que estén listos para comer o necesiten estar unos minutos más.

Cómo tostar piñones sin cáscara en sartén

  1. Una vez tengamos los piñones crudos, pon a fuego lento una sartén hasta que adquiera cierta temperatura.
  2. Introduce los piñones en la sartén. Si lo deseas puedes espolvorear con sal o azúcar e incluso con alguna hierba aromática que te guste.
  3. Remueve los piñones y cuando los veas con un color tostado, ya lo puedes retirar del fuego.
  4. Ten mucho cuidado, ya que son muy delicados y si los fríes demasiado pueden tener un toque amargo, nada apetecible.

Una vez que se extraen y se pelan los piñones con cáscara, pueden ser consumidos de manera inmediata o pueden ser envasados al vacío, protegiéndolos de la luz y del calor para garantizar su sabor el mayor tiempo posible.

Deja una respuesta

¿Necesitas ayuda?